Lo prometido es deuda, una juez y un banco denunciados a la Fiscalía

Aún queda quien mantiene la dignidad, en medio de la molicie

Ataque al poder

11265517_1566725620257870_9042488912944484852_n[1]La locura continúa, según la edición de El País del 3 de mayo pasado “Las ejecuciones hipotecarias subieron un 500%”. A finales de 2014 estaban esperando su turno más de 215.000 ejecuciones hipotecarias impulsadas por la banca. La burbuja de deuda, así es como se tendría que definir, de viviendas terminadas entre 2000 y 2006 llegó a los 3,5 millones totalizando 6,1 millones de préstamos con garantía hipotecaria de los que 600.000 ya han sucumbido a un proceso de desahucio. Entre los desahucios practicados y los que están a la espera totalizan 815.000, representan un 13,36% de las hipotecas concedidas. Este nivel no hay banco que lo aguante y por no arruinar a los bancos el Poder Supremo ha decidido que se arruine a las familias hipotecadas. Nos tendríamos que preguntar ¿No es posible encontrar una solución a la plaga de desahucios que asola el país? la respuesta parece…

Ver la entrada original 4.216 palabras más

Anuncios